Las Brujas de Zugarramurdi: cronometre hasta el minuto 70

Lo dicho, ponga el cronómetro cuando acaben los eléctricos créditos de Álex de la Iglesia. Y cuando se llegue el minuto 70 aproximadamente, o cuando vea a Carmen Maura quitar el polvo a una lámpara, en ese momento, levántese, váyase a la calle y siga con lo que tuviera planeado.

Durante esa primera hora larga disfrutará de ritmo, de acción, de humor negro y de frescura. Ese aire canalla e ingenioso de Alex de la Iglesia, que nos muestra una road movie que viaja del centro neurálgico de este pais, del símbolo de la decadencia de la clase media (ahora baja) española (esos ‘Compro Oro’) hacia la Navarra oscura, de las brujas en las cuevas… Y es ese viaje tan delirante, tan divertido, tan redondo, que no merece la pena quedarse más allá del límite propuesto.

En esa primera hora Alex de la Iglesia nos presenta un descubrimiento maravilloso: Hugo Silva y Mario Casas, unos tipos musculosos y con muchas fans quinceañeras, de repente, son unos buenos cómicos, funcionan muy bien juntos, y nos regalan unas conversaciones hilarantes de la España obrera, inculta, desesperada, de la España que inventa lo que puede para sobrevivir. Ésa es la España de un taxista filósofo, leido en la cola del aeropuerto… Y ese niño, que aporta esa inocencia perdida, esa naturalidad caducada. Y todo eso, haciéndote llorar de la risa.

Váyase cuando vea que se acaba la road movie. Espera a ver la imagen más inquietante y divertida, con esa Carmen Maura paseando por el techo distraida, mientras habla por teléfono. Espere si acaso a ver a Segura y Areces como señoras de Bilbao de clase alta, enviadas de Lucifer para recomendar el pecado, a las que se le escapa alguna palabra de vasco sin querer. Pero ya está… No vea más, de verdad.

Quédese ahí… Luego, no se reirá, la película ya no sorprenderá, y acabará sin más, porque tenía que acabar, cuando el director hizo sus escenas difíciles, con muchos extras y explosiones…. Ya le ha pagado la entrada completa al señor De la Iglesia, pero no se vea obligado a ver la parte que él tanto quería rodar. Lo que vale la pena es la excusa tan bien hecha que lleva a la innecesaria traca final.

El cuestionario del criticador:

Con quien ver esta película… Con gente dispuesta a reirse y a salirse del cine a mitad de película

Lo mejor de la peli… Una primera hora divertida como pocas y unos actores excelentes

Lo peor de la peli… Que te dejas de reír en los últimos 40 minutos y te llegas a aburrir y para colmo con unos efectos especiales realmente flojos…

Una nota… De 0 a 10, un 9 hasta donde le he dicho, un 3 a continuación

Un consejo… Se lo repito por última vez, como muy tarde, cuando Segura y Areces lleguen a la casa, usted debe estar ya levantado e iniciando la marcha de la sala…

Anuncios

Un comentario en “Las Brujas de Zugarramurdi: cronometre hasta el minuto 70

  1. totalmente de acuerdo…me pasó exactamente lo mismo…gran película hasta ese final sin sentido y es una verdadera pena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s