The imitation game: de héroes maltratados y leyes medievales

Gusta al criticador esta película por tres motivos esenciales.

PRIMERO. El actor protagonista lo hace muy bien, y se llevará muchos premios. Este Cumberbach interpreta con una honestidad, una elegancia y una cantidad matices extraordinarios. Bravo señor.

SEGUNDO. La película está bien rodada. Tiene un buen guión, tiene intensidad, buenos actores que acompañan al gran Bennedict, te hace pasar por un metraje de más de dos horas con suavidad y ligereza. Chapeau

TERCERO. Habla de un tipo, que desde un laboratorio, sin armas, con ingenio y tecnología, consiguió liderar un proyecto que ayudó a contrarrestar a los nazis. Lo que viene a ser un héroe. Y a su vez, es un tipo maltratado por un sistema educativo clasista y salvaje, por una sociedad hipócrita, que lo acabó castrando químicamente, y que con 41 años, lo abocó a un socrático suicidio, en la soledad y el ostracismo.

Gusta a este criticador que se haga cine bien interpretado, bien escrito, bien filmado, entretenido, y que de camino recuerde que no hace tanto, en este mundo occidental nuestro, a los distintos por su opción sexual, o por el color de su piel, se les marginaba o se les castigaba o se les perseguía. En esta sociedad tan libre está bien que nos recuerden que nuestros abuelos ya vivían cuando pasaba esto. De hecho, la ley que castró a Turing, el protagonista de esta película, se abolió cuando los Beatles ya enloquecían a las masas o el hombre estaba a punto de llegar a la Luna.

Gusta al firmante que el cine bueno tengo una pequeña dosis de incomodidad y de amargura.

Lo mejor de la peli… Cumberbach, Cumberbach, Cumberbach…
Lo peor de la peli… Algunas inconsistencias de guión y lagunas que ni dan ni quitan, pero que por eso mismo, se podrían haber hecho mejor.
Una nota Un 7 largo.
Algo más, o calla para siempre… Se agradece que le hagan una película a uno de los padres de la computación. Falta una serie televisiva sobre Kernighan y Ritchie (si no sabe quienes son, búsquelo en la wiki: se trata de dos tipos que crearon una de las bases de la revolución tecnológica que vivimos, no como el vendedor de tablets caras Steve Jobs).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s